Google emplea una prueba secreta para reclutar y contratar gente.

Estándar

Parece que para trabajar en Googleno hace falta pasar una minuciosa prueba de selección. Las búsquedas sobre programación que hizo el usuario Max Rosett en el buscador lo llevaron a conseguir un empleo en la compañía tecnológica.

Todo comenzó cuando el futuro ingeniero buscó en Google información sobre las funciones lambda en Python, un lenguaje de programación. Los típicos resultados de búsqueda aparecieron, pero algo más sucedió entonces. “Los enlaces azules aparecieron, pero luego ocurrió algo inusual”, narró Rosett en The Hustle.

Los resultados de la página de búsqueda comenzaron a dividirse a la mitad de forma horizontal. Una caja negra apareció con el mensaje: “Estás hablando nuestro lenguaje. ¿Aceptas el reto?”, junto a tres opciones: “Quiero jugar”, “No, gracias” y “No me muestres esto otra vez”. Rosset aceptó el reto.

Al hacer clic, el estudiante llegó a una interfaz similar a UNIX. En ella se mostraban cinco pruebas, que debían ser solucionadas antes de 48 horas. Rossett se puso manos a la obra. Este examen requería conocer algo de algoritmos y programación. Al superarlo, se le plantearon cinco retos más, que el ahora candidato superó durante los siguientes quince días.

“Tras resolver el sexto problema, se me dio la opción de introducir mi información de contacto”, explica Rosett, que introdujo su número de teléfono y dirección de email. A los dos días un cazatalentos de Google le escribió un email para pedirle su currículum.

Se trataba de un particular método de Google para contratar personas con cierto nivel de conocimientos informáticos, utilizando ciertas palabras claves ingresadas por un usuario en el buscador.

Luego de recibir el email de Google, Rosset participó en un proceso de reclutamiento “normal” en la sede de la compañía hasta que le ofrecieron un trabajo que terminó aceptando.

Fuente: http://www.rpp.com.pe/

Google Adwords: Términos básicos que debes saber

Estándar

Seguro que has oído hablar de Google Adwords, el servicio de publicidad online de Google, pero quizás no conoces bien cómo puede ayudar a posicionar tu marca en Internet. Este programa permite crear anuncios online que luego se mostrarán en el buscador de Google o en otros sitios web. El interesado, de hecho, tiene la posibilidad de elegir dónde aparecerá el anuncio, ya sea en páginas web concretas o zonas geográficas específicas.

Si te has decidido por fin a diseñar una campaña publicitaria con Google Adwords que ayude a tu negocio a crecer, antes de todo debes familiarizarte con estos 9 términos:

1.- Campaña. Es el conjunto de grupos de anuncios. Se utiliza para organizar las categorías de productos. Cada una tiene el mismo presupuesto y segmentación geográfica, entre otras opciones de configuración.

2.- Palabras clave o keywords. Son palabras o frases que describen el producto o servicio. Deben elegirse minuciosamente teniendo en cuenta las palabras que empleará el usuario en sus búsquedas.

3.- Pujas. Google Adwords realiza una subasta cada vez que hay un espacio publicitario disponible en un sitio de búsqueda o página web. Mediante estas subastas, Adwords decide  qué anuncios se mostrarán, por lo que las marcas deben realizar sus ofertas para participar en las subastas.

4.- CPC. Coste por clic. Estas ofertas tan prioridad a los clics de los usuarios. Es lo que pagarás cuando un usuario haga clic en tu anuncio y acceda a tu sitio web.

5.- CPM. Coste por cada mil impresiones. Se refiere a pagar por el número de veces que se muestra el anuncio.

6.- Nivel de calidad. Los anuncios de mayor calidad pueden obtener una reducción en los precios y un mejor posicionamiento. El nivel de calidad se determina cada vez que una palabra clave coincide con la búsqueda que ha realizado el usuario.

7.- Impresiones. Es la frecuencia con la que se publica el anuncio en cuestión. Se contabiliza una impresión cada vez que un anuncio aparece, ya sea en la página de resultados de búsqueda o en otro sitio web.

8.- URL final. Es aquella a la que los usuarios llegan al hacer clic en un anuncio. No se muestra en los anuncios, aunque sí la URL visible.

9.- URL visible. Es la dirección que aparece en el anuncio y normalmente se presenta en color verde.

Dmail: Este mensaje se auto destruirá en 10 segundos

Estándar

Seguramente más de uno ha visto la serie o alguna de las películas de Misión Imposible, y recordarán esos mensajes que se autodestruían después de algunos segundos. Algo parecido ya es posible realizar utilizando Dmail, pero sin las peligrosas explosiones.

Pues así es, ya que gracias a TechCrunch, nos enteramos de Dmail, un servicio que permite revocar el acceso a cualquier mail y en cualquier momento, siempre y cuando haya sido enviado con este plugin que, por ahora, funciona con Google Chrome (para agregarlo hay que ir aquí).

El proyecto de Dmail es compatible solamente con Gmail, a través del plugin ya mencionado. Así, los mensajes enviados con este sistema salen cifrados, para incrementar la seguridad; permiten revocar el acceso al destinatario en cualquier momento, haciendo que vea solo símbolos sin sentido; e impide que el mail sea reenviado.

Dmail puede resultar de mucha utilidad si es que frecuentemente enviamos mails por error. Si nos arrepentimos de darle send o el mensaje va incompleto. Si compartimos información confidencial que queremos eliminar poco tiempo después de enviado el mensaje. Las aplicaciones son muchas y, lo mejor, es que el receptor no necesita tener instalado Dmail. Por donde se le mire, parece un producto ganador.

Dmail es gratis, al menos en su etapa beta, pero en su página web se prevé que existan tres planes distintos con costos por definir. Mientras tanto, se puede usar y probar.