¿Qué es el embudo de conversión y para que nos sirve?

Estándar

Si eres principiante en el mundo del marketing, quizá uno de los términos que escuches y que no sepas qué significa es el de embudo de conversión o “funnel”. A continuación, te vamos a definir el concepto para que la próxima vez que lo veas sepas bien de lo que se te está hablando.

Básicamente, el embudo de conversión es un término que se usa en marketing online con el que se pretende definir los distintos pasos que tiene que dar un usuario para cumplir un objetivo determinado dentro de la web, ya sea un registro, una compra o la generación de un lead.

Así, este embudo serviría para determinar el porcentaje de pérdidas en cada uno de los pasos que el usuario realiza en tu web hasta cumplir el objetivo final. Además, también sirve para saber qué puntos hay que optimizar para conseguir que se conviertan en el mayor número de usuarios posibles.

En el embudo de conversión se pueden establecer cuatro fases. Al inicio, el número inicial de usuarios es grande, aunque la mayor parte de ellas se va perdiendo a lo largo del embudo. Luego, cuando se tiene que producir la fase de pago del producto también se pierde un número importante de usuarios y es ahí donde se deberían analizar las razones de este hecho.

Aparte de estas fases, lo más importante a destacar del embudo de conversión es que sirve para detectar elementos de mejora de una forma muy potente, así como extraer otro tipo de información valiosa para el negocio online. De esta forma, los esfuerzos irán destinados a detectar los puntos más débiles y, así, optimizar de la manera adecuada todo el procedimiento.

En esta imagen, puedes ver, gráficamente, lo que es un embudo de conversión así como ir notando los usuarios que se pierden por el camino.

embudo-conversion

Fuente: www.40defiebre.com

Aprende a vender a la generación Z

Estándar

Los millennials pueden ser una de los grupos de edad con consumidores más ávidos, pero el futuro de las marcas lo está marcando la Generación Z.

Se trata de los individuos que este 2015 cumplirán 21 años, es decir, que nacieron a partir de 1994. Son diferentes a la Generación Y ya que no se quedan solo en los deseos de cambiar el mundo y a diferencia de sus padres, la famosa Generación X, no pretenden solo acumular bienes materiales. Están un poco a medio camino entre el idealismo y el materialismo.

Son completamente digitales, es decir, manejan más de una pantalla a la vez, son autodidactas y aprenden de internet, son creativos y como crecieron en un entorno económico difícil -como la crisis financiera de 2008-, suelen ser autosuficientes.

“Son jóvenes que están orientados a objetivos (achievers), piensan su vida como una superación constante de niveles (porque crecieron con los videojuegos) y suelen ser muy reactivos a su mundo”, dijo Jennifer Medina, Chief of Innovation and Intelligence de la agencia de investigación Big Foot.

A diferencia de los millennials, que usan las redes sociales para compartir información, la Generación Z gusta de aprovechar diferentes plataformas para generar contenido propio.  Y son completamente responsivos a las estrategias de marketing digital.

“Su comunicación es casi absolutamente visual. Son mucho más conceptuales y manejan imágenes, memes, multimedia y símbolos como ningún otro porque consideran que estos medios se prestan menos a malas interpretaciones y abarcan más que las palabras”, aseveró Jimena León, Innovation and Intelligence Analyst Jr., de la firma.

Este colectivo, que agrupa al 25.9 por ciento de la población mundial, aún no tiene gran poder de compra, pero las marcas deben de ponerles atención para asegurar su permanencia en el mercado.

Las expertas enlistaron 4 consejos para que las marcas puedan crear una relación con esta generación:

1. Aprende el “lenguaje Z”
Los jóvenes de esta generación son más conceptuales, usan menos palabras, son más sintéticos y fuertemente basados en las imágenes. Debes experimentar con nuevas plataformas como Vine o Instagram.

Para ellos los medios tradicionales no son suficientes, por lo que requieren esfuerzos en conjunto. Por ejemplo, Coca-Cola hizo un comercial en televisión que se ligaba al smartphone de los espectadores.

2. Construye hacia ellos
La Generación Z no está interesada en marcas que solo quieran destacar su identidad, no quieren empresas que busquen ser las protagonistas. Al contrario, quieren que las empresas los ayuden a resolver problemas o a construir su propia historia. Aprecian mucho las herramientas como las aplicaciones (por eso se les llama también la App Generation) y quieren negocios que sean sus acompañantes.

3. Entiende que hay otras “monedas”
Para ellos es muy importante el nivel de influencia que puedan tener en redes sociales. A esto se le conoce como social currency. Las marcas que quieran llegar a la Generación Z deberán ayudarlos a mantener poder social con ventas y aplicaciones que los ayuden a destacarse.

Un caso destacado de este punto es American Eagle México que en su llegada buscó personajes influyentes entre sus seguidores para que fueran modelos.

4. Vincularlos
La Generación Z sabe que no es suficiente con ofrecer un producto pues saben que otras marcas hacen lo mismo. Ellos buscan experiencias de compra que sean memorables y que los ayuden a hacer algo más. Por ejemplo, los zapatos Toms se ganaron el favor de este colectivo al ofrecer calzado para personas en condiciones difíciles por cada compra.

Son muy sensibles a lo que pasa en su mundo, pero quieren generar un cambio de manera práctica. Es decir, no se van a ir de activistas con colectivos estilo Greenpeace, pero van a  comprar las marcas que donen a las causas en las que creen.

Fuente: Soy Entrepreneur

¿Qué es el posicionamiento u optimización SEO?

Estándar

Se denomina posicionamiento en buscadores, posicionamiento web u Optimización en motores de búsqueda (SEO por sus siglas en inglés, de Search Engine Optimization que se traduce, ‘Optimización para motores de búsqueda’) al proceso de mejorar la visibilidad de un sitio web en los diferentes buscadores, como Google, Bing o Yahoo de manera orgánica, es decir sin pagarle al buscador para tener acceso a una posición destacada en los resultados, según un determinado criterio de búsqueda.

Este posicionamiento se logra de manera natural realizando tareas de optimización en las páginas web. Con el objetivo de aparecer en las primeras posiciones de los buscadores y aumentar el tráfico de visitas en una página web, es conveniente que en los sitios se apliquen tareas de optimización.

La tarea de optimizar la estructura de una web y el contenido de la misma, así como la utilización de diversas técnicas de linkbuilding, linkbaiting o contenidos virales con el objetivo de aparecer en las primeras posiciones de los resultados de los buscadores (cuando un usuario busca por una determinada palabra clave o keyword), es conocida como SEO.

La aplicación de técnicas SEO suele ser más intensa en sitios web con mucha competencia y lo que se pretende con su aplicación es el posicionarse por encima de los competidores por determinadas palabras clave.

Las técnicas SEO pueden ser desmedidas y afectar los resultados naturales de los grandes buscadores por lo que si incumplen las cláusulas y condiciones de uso de los mismos pueden ser consideradas, en algunos casos, como una forma de SPAM, el spamdexing.

El trabajo es amplio, ya que el posicionamiento involucra al código de programación, al diseño y a los contenidos. También nos referimos a SEO para definir las personas que realizan este tipo de trabajo.

SEO, estrategia rentable para el comercio electrónico

Estándar

El uso de palabras clave de producto y relacionadas con el sector hace que los ecommerce puedan optimizar sus ventas y crecer tanto en el mercado nacional como en el internacional, por lo que haciendo un uso correcto de SEO se pueden obtener gran parte de los ingresos en un negocio online.  Ahora el SEO no solo permite tener presencia, sino que se ha convertido en un canal que aporta grandes ingresos online.

Además del posicionamiento orgánico, el SEM también tiene su protagonismo en el entorno ecommerce para aquellos que quieren tanto captar nuevos clientes como volver a atraer a antiguos mediante ofertas, promociones y otras acciones comerciales. En España son cada vez más las tiendas y negocios online los que apuestan también por estrategias de posicionamiento de pago, ya sea de forma puntual o permanente, por el retorno que obtienen en sus resultados.

“La estrategia SEO en cualquier empresa es algo que debe estar presente siempre, algo que, con trabajo y de forma “gratuita” te da la mayor visibilidad posible con la menor inversión posible, por lo que se trata de una estrategia de resultados a medio plazo muy rentable”, han comentado desde animalCLAN. El 40% de las ventas de su compañía proviene de las acciones SEO, el posicionamiento web se ha convertido en el medio con el que más ingresos ha obtenido, usando palabras clave y con enlaces “on page” y “off page”, todo ello acompañado por la actividad generada en su blog.

4 tips para crear un excelente negocio en línea.

Estándar
Crear un negocio en línea nunca había sido tan fácil. Con la combinación correcta de programas y una buena idea de negocios, puedes empezar a operar relativamente rápido. Sin embargo, si quieres tener un negocio digital que dé ganancias, necesitas seguir algunos sencillos, pero esenciales pasos.
1. Genera una lista de correo
Si le preguntas a un mercadólogo moderno, te dirá que su herramienta más valiosa es una lista de contactos de email. No dejes que tu lista de correos se desperdicie y utilízala para dar a conocer tu producto. Aprovecha este directorio con servicios como Mail Chimp que se pueden integrar a plataformas de compra como Shopify. Si tienes el presupuesto, invierte en una solución más sofisticada que integre el manejo de la relación con el cliente como Infusionsoft.
Sin importar de dónde empieces, asegúrate de tener una estrategia solida de comunicaciones para acercarte a una audiencia interesada en tu marca.
2. Optimiza tu búsqueda
Muchas personas no entienden qué es la optimización para motores de búsqueda o SEO, por sus siglas en inglés. Esta herramienta es fundamental para llevar visitas a tu página y se puede lograr usando títulos, palabras clave y enlaces adecuados. Los parámetros cambian constantemente, por lo que es importante que contrates a alguien que se encargue de manejar esto en tu nombre y que sepa cuáles son las últimas tendencias.
El SEO mejorará la posición de tu sitio en los buscadores y te ayudará a generar tráfico, lo que significa más clientes potenciales. Hay agencias como eLance o Fiverr que te pueden ayudar a aprovechar esta herramienta.
3. Prueba, mejora y da seguimiento
Una de las mejores cosas sobre tener un negocio digital es su capacidad de adaptación. Con las empresas tradicionales pueden pasar meses antes de corroborar la eficacia de las campañas, pero en línea puedes hacer pruebas y cambios en tiempo real. Para tener un buen negocio digital debes estar analizando constantemente tus esfuerzos y hacer los cambios necesarios. ¿Qué lleva a la gente a tu página? ¿Este título funciona? ¿Es mejor que el botón sea rojo o verde?
Puedes descubrir información como esta sobre tu público con servicios como Which Test Won? Y hasta tener “mapas de calor” con SumoMe que te muestra cuáles son las áreas que más clics generan en tu sitio.
4. Hazlo simple
Una página limpia que sea más fácil de navegar generará más ganancias que un sitio confuso. Esto es especialmente importante a la hora de cerrar la venta. Necesitas que el proceso sea simple y claro. Cuanto más fácil sea de manejar tu carrito de compras virtual, más ventas generarás.
Según el Instituto Baymard, cerca del 70 por ciento de las compras en línea son abandonadas porque el proceso resultó muy complicado para el cliente. Un “check out” simple y rápido evita que el comprador se frustre.
Sigue estos pasos y verás que tu negocio en la red se vuelve más exitoso.
Fuente: Soy Entrepreneur